Seleccionar página

El leasing es una opción interesante si quieres pagar a plazos y decidir, en última instancia, si comprar o no.

Tendrás el uso de la maquinaria, así como el derecho a comprarla cuando finalice el contrato o a sustituirla. Lo cierto es que es una fórmula interesante si lo que buscas es disponer del uso de la máquina por un precio razonable. Hay que señalar que el leasing está regulado fiscalmente, tiene varias deducciones y sirve para un mínimo de dos años.

¿Qué es el Leasing?

El leasing o arrendamiento financiero, es un contrato mediante el cual una sociedad arrendadora, que suele ser una compañía que forma parte de un banco o de una entidad financiera, compra máquinas y herramientas, y  se las alquila a una empresa que llevará a cabo un proceso productivo con ellas.

Este contrato de arrendamiento se da dentro de unas condiciones muy particulares. Al finalizar el mismo, ya que se pacta un periodo de tiempo que suele ser  de 36 meses, el arrendador tiene opción de compra preferente sobre las máquinas y herramientas objeto del contrato, por un valor mínimo, que no suele sobrepasar el diez por ciento del valor total de los equipos.

Hay muchas opciones de crédito para los empresarios, pero es indispensable tener un buen criterio para elegir el modo más adecuado para la compra de máquinas y herramientas en la empresa.

¿Cuándo es aconsejable el leasing en maquinaria industrial?

Los contratos de leasing han nacido con el objeto de mejorar el acceso a la maquinaria. Cabe destacar que las entidades financieras suelen ofrecer esta opción a sus clientes para reducir riesgos y aumentar el negocio.

Empresas de nueva creación

La contratación de un leasing es la mejor opción para las empresas de nueva creación. El motivo es tan simple como lo siguiente. En la primera fase, se reduce la inversión inicial, la cual, se reparte durante un espacio de tiempo. Por lo tanto, si lo que quieres es reducir el gasto, esta es una posibilidad interesante.

Por otro lado, recuerda que cuando finalice el contrato tienes la posibilidad de comprar el artículo.

La creación de una nueva empresa requiere de una inversión que, por definición, es incierta. En este sentido, los socios que quieran minimizar riesgos tienen una buena opción con el leasing.

Compañías con poca tesorería

Las empresas que no tienen un alto nivel de tesorería pueden estar interesadas en este formato. Además, se paga en cómodas cuotas mensuales y se puede planificar el gasto durante el tiempo que dure el arrendamiento. A la mayoría de las empresas les puede interesar esta opción.

Por otra parte, conviene indicar que la legislación reconoce un trato preferente a este formato. Esto es importante a la hora de poder reducir tu carga fiscal.

Compañías con alta rotación de maquinaria

La maquinaria tiene un alto nivel de rotación en determinados sectores. Un claro ejemplo es el de la informática. Por este motivo, te resultará interesante el formato del leasing, ya que cuando acabe el contratopodrás devolver la maquinaria. Puesto que la duración mínima del contrato es de 2 años, tendrás tiempo más que suficiente para poder hacer los cambios que correspondan.

Es conveniente tener en cuenta la vida útil proyectada de la maquinaria, ya que nos permitirá hacer un cálculo realista que nos compensará.

Razones de una empresa para elegir el leasing

  • La posibilidad de acceder a un 100 % de financiación del coste de la inversión.
  • El pago diferido del IVA de la factura del proveedor.
  • Contar con ventajas fiscales por amortización acelerada.
  • Adaptar el pago a la propia generación de recursos o de ahorro de costes generado por el equipo adquirido.
  • Gozar de plazos de financiación a medio y largo plazo alineados con la vida útil del bien adquirido.
  • Libertad de elección del proveedor.
  • Posibilidad de escoger cuotas a tipo fijo o variable.
  • Contar con una opción de compra pactada al final del contrato.

¿A qué tipo de empresas les puede interesar?

  • Empresas que generan beneficios y que están interesadas en reducir su carga impositiva.
  • Empresas que prevén aumentar su activo sin grandes inmovilizaciones materiales y que mediante pagos muy similares a los de un alquiler les interesa contar con una opción de compra al final del contrato.
  • Empresas que desean aumentar su volumen de producción mediante equipos adecuados, pero que no cuentan o no desean utilizar recursos propios para adquirir inmovilizado.
  • Empresas que no quieren soportar el coste financiero del IVA en el momento de adquisición del bien y buscan reducir el endeudamiento bancario.
  • Empresas que pertenecen al sector de transporte por carretera, de artes gráficas, robótica, hostelería, turismo y segmento agrario.

Algunos beneficios del leasing

Teniendo en cuenta el coste de las reparaciones y el tiempo que nos lleva arreglar algo, a veces resulta más rentable alquilar en lugar de comprar. Es por ello que gracias al sistema de Leasing, podemos ahorrarnos mucho dinero en un inicio y beneficiarnos de los servicios de garantía que nos ofrece en las piezas y recambios que podamos necesitar.

Veamos algunos de estos beneficios:

Ahorra dinero

El alquiler de equipos industriales de gran tamaño, siempre te ayudará a ahorrar dinero que podrás destinar a otras áreas.

No hay que pagar por reparaciones

Si el equipo se rompe, no necesitamos tener un recambio para el mismo, ya que la propia compañía de alquiler se ocupará del arreglo.

Mayor facilidad de actualización

Una vez que el arrendamiento de tu equipo comercial esté en marcha, puedes obtener un nuevo modelo si decides renovar.

Por otro lado, algunos equipos comerciales son mejores que otros para un alquiler. Es decir, debido a su corta vida útil, no valdría la pena realizar una inversión para comprar uno nuevo.

Principales características del leasing

El objeto de un contrato de leasing es el bien (máquina o herramienta), pero tiene la particularidad de que no puede destinarse a uso particular, sino que debe ser profesional. La normativa especifica que el bien de disfrute debe quedar sujeto a explotaciones agrícolas, pesqueras, industriales, comerciales, artesanales o de servicios ofrecidos por el arrendador.

En conclusión, el objetivo del arrendamiento financiero es la financiación de bienes destinados a la actividad empresarial.

Los bienes arrendados

Los bienes objeto de cesión deben ser utilizados por el usuario únicamente en sus explotaciones agrícolas, pesqueras, industriales, comerciales, artesanales, de servicios o profesionales. El contrato de arrendamiento financiero incluirá necesariamente una opción de compra, a su término, a favor del usuario.

Las cuotas

Estas cuotas deberán aparecer expresadas en los respectivos contratos diferenciando la parte que corresponda a la recuperación del coste del bien por la entidad arrendadora, excluido el valor de la opción de compra, y la carga financiera exigida por la misma, todo ello sin perjuicio de la aplicación del gravamen indirecto que corresponda.

El importe anual de la parte de las cuotas de arrendamiento financiero correspondiente a la recuperación del coste del bien deberá permanecer igual o tener carácter creciente a lo largo del período contractual.

Sociedades de arrendamiento financiero

Las sociedades de arrendamiento financiero tendrán como actividad principal la realización de operaciones de arrendamiento financiero. Con carácter complementario podrán realizar también las siguientes actividades:

  • Actividades de mantenimiento y conservación de los bienes cedidos.
  • Concesión de financiación conectada a una operación de arrendamiento financiero, actual o futura.
  • Intermediación y gestión de operaciones de arrendamiento financiero.
  • Actividades de arrendamiento no financiero, que podrán complementar o no, con una opción de compra.
  • Asesoramiento e informes comerciales.

Duración de vigencia contractual

El tiempo durante el cual el contrato va a tener efecto, está regulado por ley, y éste varía en función de si se trata de bienes muebles o inmuebles.

  • Dos años en el caso de bienes muebles.
  • Diez años en el caso de bienes inmuebles.

Opciones a la finalización del contrato

Una vez llegado el vencimiento del contrato de leasing, el arrendatario podrá ejercer tres acciones distintas:

  • No ejercer la opción de compra y devolver el bien a la entidad financiera.
  • Renegociar el contrato de leasing y renovar el arrendamiento sobre el mismo bien por otro período de tiempo establecido.
  • Ejercer la opción la opción de compra, de forma que automáticamente el bien pasará a ser propiedad del arrendatario.

En cualquiera de los casos, el leasing es una excelente opción para muchas empresas que podrán disfrutar de maquinaria o elementos de transporte necesarios para la actividad de la organización, sin tener que realizar grandes inversiones.

Operadores de leasing en España

Están legalmente autorizados para realizar operaciones de leasing en España:

  • Los Bancos.
  • Las Cajas de Ahorro.
  • Las Cajas Rurales y Cooperativas de Crédito.
  • Los Establecimientos Financieros de Crédito.

*Todas estas entidades están sometidas a la supervisión del Banco de España y se rigen, básicamente, por la Ley 10/2014 de Ordenación, Supervisión y Solvencia de las Entidades de Crédito.

Otras fórmulas de adquisición de maquinaria industrial

Lo primero que debes tener en cuenta es aquello que más le convenga a tu empresa. En función de ello, te puede interesar más una fórmula financiera u otra. La maquinaria industrial tiene la especificidad del uso intensivo y de que es esencial para el funcionamiento de la empresa.

En este artículo, hemos estado analizando más a fondo el leasing, pero debes saber que existen otros dos modelos de adquisición igualmente utilizados.

Compra

El leasing en maquinaria industrial es una opción que puede ser interesante en determinados casos. Sin embargo, en otras ocasiones nos interesará más la compra.

La compra, puede ser una buena opción para ti siempre que el tiempo de uso de la máquina sea largo y se te ofrezca una garantía prolongada. Cuando concurran ambos casos y puedas negociar un buen precio, te interesará este formato.

Renting

Se trata de aquellos contratos de alquiler de bienes de equipo a medio y largo plazo por el cual el arrendatario se compromete a pagar una renta fija periódica. Ésta, suele ser mensual o trimestral durante el plazo de vigencia del contrato.

A cambio de esta renta, por parte de la compañía de Renting se recibirán los servicios, entre otros:

  • Uso del bien objeto de la operación.
  • Reparaciones y Mantenimiento del Bien.
  • Seguro del bien.

Esta opción puede ser interesante a medio plazo, sobre todo si el formato de la empresa no está claro en el futuro. El renting suele funcionar mejor en elementos como la informática, ya que se trata de elementos de duración limitada.

  • Las cuotas

Las cuotas de Renting recogen todos los componentes de la actividad, es decir, la amortización del principal,  la carga financiera, los servicios (mantenimiento, seguro, etc.). Normalmente, en los contratos tan solo figura el importe de la cuota más su correspondiente IVA.

No se entrega un cuadro de cuotas como sucede en los préstamos o en las operaciones de Leasing ya que, en este caso, se considera que se trata de un alquiler.

Call Now Button