Seleccionar página

Las taladradoras de columna son las más usadas en talleres gracias a la posibilidad de realizar en ellas lo más variados trabajos, incluido de serie.

¿Qué es una Taladradora o Taladro de Columna?

Los taladros de columna, también llamados taladros de banco o verticales, son herramientas de perforación estacionarias de movimiento vertical. El taladro está armado sobre una mesa o banco de trabajo y sujeto a una columna, con un eje móvil que se desplaza arriba y abajo.

Gracias a su sistema, permite sujetar la pieza y así realizar trabajos de gran precisión, ejerciendo una presión uniforme durante todo el proceso.

Su principal función consiste en hacer agujeros y cortes en cualquier tipo de material, ya que este tipo de taladro es uno de los taladros perforadores más potentes. Son muy buenos para trabajar sobre materiales delicados o de gran envergadura.

Las diferencias de estos taladros van en función de la potencia del motor y de la longitud de la columna. Con las columnas se consigue un trabajo más profesional.

Este tipo de herramientas son muy utilizadas en talleres donde se necesita trabajar en serie.

¿Cómo Funciona un Taladro de Columna?

Antes de nada, conoceremos cuáles son los componentes que forman nuestra herramienta. De este modo, nos resultará más fácil comprender su funcionamiento, el cuál, explicaremos posteriormente.

Componentes de un Taladro de Columna

Todos los taladros de banco o columna presentan una serie de componentes básicos comunes. Además, dependiendo del tipo de máquina y de su complejidad, puede ser necesario añadir nuevos componentes.

Veamos detalladamente algunos de sus componentes para poder comprender mejor su funcionamiento:

  • Base o Placa de Asiento 

Es el soporte de la máquina. Ofrece estabilidad y aporta un montaje rígido para la columna. Construida generalmente en hierro fundido, puede soportar vibraciones. Provista de orificios para atornillar a un banco de trabajo o al suelo. Contiene ranuras para acoplar un tornillo o una morsa de sujeción.

  • Columna del Taladro

Esta columna es de acero fundido. Se trata del componente principal de la máquina y se alza desde la base. Sobre la columna van montados la mayoría de componentes, como la mesa y el cabezal del taladro. Puede ser de tipo caja, redonda o tubular, siendo este último diseño el más común.

Finalmente, la altura de la columna es la que determina que el taladro sea de banco o de piso.

  • Mesa de Trabajo

Puede ser redonda o rectangular y se usa para soportar las piezas de trabajo. La superficie es rectangular y perpendicular a la columna, y mediante un conjunto de manija y cremallera puede elevarse, descender o girar en torno a la columna. En algunos modelos la mesa es inclinable.

  • Cabezal o Cuerpo del Taladro 

Situado en la parte superior de la columna, es el que aloja el mecanismo que hace girar la broca y la hace avanzar hacia la pieza de trabajo. Este mecanismo consiste en un husillo y un motor de accionamiento conectados por medio de una correa trapezoidal y poleas escalonadas en la parte superior de la máquina.

Además de estos elementos, también cuenta con los siguientes:

  • Palanca de penetración.
  • Mecanismo de velocidades.
  • Portabroca o mandril.
  • Broca.
  • Escala o mecanismo de graduación de profundidad.

Con el mecanismo de graduación de profundidad, podremos establecer la medida exacta de la profundidad del agujero. En cuanto a la mesa de trabajo, gracias a ella apoyaremos y colocaremos la pieza ajustando su posición. De este modo, podremos realizar un trabajo mucho más preciso.

Funcionamiento

Los taladros de banco pertenecen al grupo de máquinas taladradoras verticales o de columna. Estas son las más sencillas y económicamente accesibles de la familia profesional de los taladros. Se caracterizan por la rotación de un husillo vertical en una posición fija que está soportado por un bastidor de construcción en forma de “C”.

Su funcionamiento es el siguiente:

En primer lugar, el motor impulsa el husillo por medio de un par de poleas que corren alrededor de una cinta, la cual es altamente resistente. Para ello, lo primero que haremos será fijar la broca en el portabrocas.

Posteriormente, ajustaremos la mesa de trabajo a nuestra altura y la centraremos. También podemos ajustar en ángulo si se desea realizar agujeros con inclinación.

Al poner en marcha nuestro taladro, el motor hará girar la broca sobre su eje.  A su vez, haremos girar de forma manual uno de los brazos rotatorios de la palanca para impulsar su avance.

Gracias a estas claves, nos resultará más fácil comenzar a trabajar con esta práctica herramienta de precisión.

Por supuesto, como con cualquier otra máquina o herramienta, deberemos seguir siempre las instrucciones y pautas que nos indique el fabricante de nuestro taladro.

Tipos de Taladradoras o Taladros según su Uso

El taladro de columna es una herramienta esencial para taladrar madera o metal con precisión.  Como veremos a continuación, nos podemos encontrar con taladradoras o taladros disponibles en diferentes formatos.

Taladro de Columna para Banco

Es el modelo compacto que puede instalarse sobre una mesa y utilizarse fácilmente sin necesidad de adjudicar un gran espacio a la herramienta. Este tipo de taladro de columna es adecuado para artesanos y aficionados al bricolaje que disponen de una superficie de trabajo considerable.

Taladro de Columna Fijo

Este modelo, también llamado columna de suelo, es adecuado para un taller profesional o aficionado con una ubicación definida. Viene bien en espacios de gran tamaño. El taladro de columna fijo es una herramienta que se fija en el suelo, de gran capacidad y con una mayor potencia.

Taladro de Columna Radial

Aunque su diseño se asemeja al del taladro para banco, el taladro radial se diferencia por su ajuste horizontal, que permite variar la distancia entre el portabrocas y la columna. Esta taladradora, es adecuada para taladrar lejos del borde.

Taladro Magnético

El taladro magnético proporciona movilidad de perforación en una obra o una estructura metálica.Fijar el taladro con un imán electromagnético sobre una superficie metálica plana, ofrece flexibilidad de taladrado o fresado.

Tipos de Taladradoras en base al Número de Cabezales

Taladradoras Múltiples de Cabezal Único

Para la fabricación de piezas en serie. Un solo cabezal tiene varios portabrocas, lo que permite hacer simultáneamente varios taladros, hasta 50 en algunas máquinas.

Taladradoras Múltiples de Varios Cabezales

Constan de varios cabezales, cada uno de los cuales tiene varios portabrocas. Los cabezales pueden estar en distintas posiciones unos respecto a los otros y pueden ser fijos o de varias posiciones para poder adoptarlas distintas en cada caso.

Recomendaciones de Uso

  • Usar ropa de trabajo adecuada, manga corta o recogida y no usar guantes para trabajar con el taladro.
  • Cubrir el pelo adecuadamente si lo tenemos largo.
  • Emplear dispositivos y prensas para sujetar las piezas.
  • No distraerse durante el trabajo.
  • Trabajar en un espacio amplio.
  • Trabajar sin anillos y sin reloj.
  • Verificar que todas las partes de la máquina funcionan correctamente.

Consejos de Orden, Limpieza y Mantenimiento de la Herramienta

  • Debemos mantener el taladro en perfecto estado de conservación, limpio y correctamente engrasado.
  • Debemos cuidar el orden, limpieza y conservación de las herramientas y accesorios, tener un sitio para cada cosa.
  • Debemos tener limpia la zona de trabajo y las inmediaciones estarán libres de obstáculos. Eliminaremos las manchas de aceite con serrín y lo depositaremos en un recipiente metálico con tapa.
  • Retiraremos las virutas periódicamente.
  • Colocaremos las herramientas donde puedan ser alcanzadas con facilidad, sin necesidad de acercar el cuerpo a la máquina.
  • No dejaremos ninguna herramienta u objeto sobre el taladro y guardaremos las brocas en un soporte especial.
  • Avisaremos a un profesional cuando el taladro tenga algún tipo de avería.
  • Y si la máquina tiene algún problema, fallo o avería, lo indicaremos claramente con un cartel.

¿Cómo Debe Ser una Mordaza para Taladradora de Columna?

Una mordaza para taladradora de columna debe ir siempre en concordancia con la herramienta que sujeta. Veamos cuáles son:

  • La mordaza de varillas es más ligera y, por tanto, más manejable, pero también más frágil.
  • La mordaza mecanizada, por su parte, es más pesada y adecuada para perforaciones considerables y frecuentes.

En cualquier caso, su elección viene determinada por la anchura y la altura de las bocas, así como por su capacidad de apertura. Piensa en las correas, que se adaptan mejor a las piezas voluminosas.

¿Qué Características Hay que Tener en Cuenta para elegir el Portabrocas?

El portabrocas es el sistema que se manipula con mayor frecuencia, ya que se encarga de sujetar las brocas cilíndricas.

  • Portabrocas de Llave 

Es más incómodo de usar, ya que resulta más difícil de apretar.

  • Portabrocas de Autoapriete

El portabrocas de autoapriete está disponible en dos tipos. Uno de nailon, más frágil, y otro mecanizado, más robusto y duradero.

Ventajas de una Taladradora o Taladro de Columna

Los taladros de columna ofrecen una clara serie de ventajas frente a los taladros manuales tradicionales. Conozcamos algunas de ellas:

  • Exactitud

Los taladros de banco o de columna, son mucho más exactos que los manuales. Permiten perforar en ángulo sin errores de entrada. Es decir, son capaz de perforar un orificio perfectamente alineado con el ángulo preciso que se necesite.

Sin embargo, al utilizar un taladro eléctrico manual para este tipo de tareas, podríamos cometer algún error con mayor facilidad.

  • Velocidad

El movimiento del mandril y el husillo, permiten realizar trabajos en serie de forma rápida. Por eso, para tareas de repetición, los taladros de banco pueden perforar una tabla de madera o una pieza de hierro con más facilidad, además de terminar el trabajo en mucho menos tiempo.

Cabe mencionar que la palanca de cremallera y piñón ofrece una ventaja mecánica considerable.

  • Potencia

Los taladros eléctricos manuales, sobre todo los de batería, tienen una potencia muy limitada, mientras que uno de banco dispone de mucha potencia y de velocidades variables que permiten un mejor control para el usuario.

  • Precisión

El husillo permite fijar la profundidad de perforación. Se puede ajustar la profundidad y el ángulo de perforación.

  • Seguridad

Los taladros manuales se pueden resbalar fácilmente, mientras que los de banco, son más estables. Además, permiten fijar la pieza a la mesa a través de tornillos.

Call Now Button